domingo, 11 de octubre de 2009

Y llegó Octubre.

Y sigo esperando en esta orilla a que vengas a por mí una vez más. Te espero para contar las hojas secas que los árboles empiezan a llorar en este otoño. Espero para enseñarte que me he comprado un faro particular, para que siempre me ilumine el camino de vuelta a casa.

Sigo esperando. Y a veces parece que veo un barco a lo lejos que lleva tu nombre.

Pero hoy, sigo esperando...

13 comentarios:

eLena 11 de octubre de 2009, 5:20  

Mmm Justo ahora que llega Octubre me surge la duda, por que tu blog se llama asi??

Como sea, somos dos esperando.

Un beso

OTRA OPORTUNIDAD 11 de octubre de 2009, 11:50  

Octubre siempre es raro. En octubre siempre esperamos algo. No es como en julio o en agosto que sabemos que no vamos a estar tan melancólicos.

Yo esperaré, también, en octubre, aunque sé que aunque pase noviembre y diciembre de un tirón, nada llegará (él no llegará)

Un abrazo desde el levante

Laura

Dara Scully 11 de octubre de 2009, 13:45  

Cat dice que a los barcos no se les espera, se les sale a buscar.


miau
de
barquito
de
papel

Fractured Hand 11 de octubre de 2009, 15:40  

¡Hola!Soy la antigua: http://jungladehormigon.blogspot.com/, pero por diversos motivos he cambiado de blog, y te tenía como seguidor en el primero; y para no perderte, me gustaría que me siguieras en éste nuevo: http://coherenciaigualacero.blogspot.com/

¡De veras muchísimas gracias!Ya que me está costando un trabajo horrible recopilar todo a mi nuevo blog.
¡Nos leemos!

galicia maravillas 11 de octubre de 2009, 17:40  

el mar huele a tus letras-olas nostálgicas :)

.astrid 11 de octubre de 2009, 19:19  

A mi no me gusta mucho esperar, soy muy impaciente :) Y si tengo que esperar al mar, prefiero lanzarme a él y dejar de impacientarme :)

.un muáh, señorita Octubre ;]

patt. 12 de octubre de 2009, 12:02  

actua. Que mejor riesgo puede haber que este?


muaaaa!

Pintamonadas 12 de octubre de 2009, 18:20  

Octubre es el mejor mes, poruqe aun no es otoño, es preotoño y los cardigans salen de paseo con los fulares. Empiezan cosas nuevas y vuelven los nervios en el estómago.

Me gustaría llamarme octubre, pero bastante tengo con haber nacido en este mes.

besines:)

lenika 12 de octubre de 2009, 20:23  

quin sabe lo que ocurra..

que tal todo?

hoy continuacion de la historia que comence..espero que te guste! ;)

Pedro R. 12 de octubre de 2009, 20:57  

En octubre empieza a enfriárseme un poco el alma, le echo una mantita por encima, y el silencio se apodera del espacio entre las nubes. Hojas.

Pero no voy a decir nada: este otoño hace callar tus palabra en vez de caer las hojas. Extraño otoño.

Alybel 13 de octubre de 2009, 23:12  

A saber que pasa...

Precioso!
Un saludo

Juyou 13 de octubre de 2009, 23:14  

hay veces que esperar es la mejor solucion, hay veces que tambien es la peor...

Didac Udagoien 26 de noviembre de 2009, 16:03  

esperar, de nuevo.