lunes, 10 de agosto de 2009


- Buenos días. Quería un adsl pa mi casa.
- Muy bien. ¿Tiene línea con telefónica?
- Sí. ¿Quiere que le de mi número?
- Sí, por favor.
- 952...
- Hmmm... tiene muy buena cobertura. La mejor oferta que tiene es el ADSL + llamadas + televisión + la cuota de línea de teléfonica por 34'95 euros más IVA. ¿Le interesa?
- Sí, sí, ponme uno de esos.

Se le tramita a la clienta el alta de los servicios correctamente. Todo está listo para que 3 semanas después la clienta pueda disfrutar de todo lo que la dependienta le ofreció.

Un mes y medio después la clienta vuelve a la tienda cabreada-

- ¡Oye tú! A mí no me funciona el ADSL ni ná de ná. ¡Arréglamelo pero ya!
- Bueno señora, para poder arreglárselo debería tener el ordenador delante.
- ¿Qué ordenador?
- El ordenador de su casa... desde donde se va a conectar a internet.
- No, no, si yo no tengo ordenador.
- ¿Que no tiene ordenador? ¿Entonces cómo sabe que no le funciona el ADSL?
- Pues porque mi casa sigue igual que siempre. No ha habido ningún cambio.
- Señora... el ADSL es para conectarse a internet A TRAVÉS DE UN ORDENADOR. Si usted no lo tiene, no se puede conectar. Y por supuesto, su casa no va a sufrir ningún cambio ni nada por el estilo.
- Entonces, encima de que no tengo ADSL... ¡¿me voy a tener que comprar un ordenador?!
- (La dependienta ya empezaba a sudar y a entrarle la risa tonta) Pues va a ser que sí.
- Pues nada oye, voy a tener que comprarme uno de esos de 50 euros pa hacer el apaño.
- Oiga, si encuentra un ordenador por 50 euros avíseme que yo me compro otro.



Basado en hechos reales


Esta historia me pasó a mí en mi tienda... aún estoy alucinando. Fijaros si soy buena vendedora que soy capaz de venderle un ADSL a una mujer que no tenía ordenador siquiera. Y que conste que la señora no tenía más de 50 años.

Ayer tarde perfecta. Amigas + batido de helado + música en vivo + feria del libro + tapas + fotos + risas + cotilleos...

Genial.

(La de la izquierda soy yo. La de la derecha mi amiga Noviembre)

4 comentarios:

Elianne 10 de agosto de 2009, 13:52  

Wapaaaaa!!

Vc.

R. 10 de agosto de 2009, 14:49  

jajaja qué paciencia. Yo no sé si podría, me daría la risa o, según el día, perdería los nervios.

Pedazo vendedora estás hecha. De las que son capaces de vender arena en el desierto.

¿Cuál es el truco?

besos

Me llaman octubre... 10 de agosto de 2009, 15:10  

Estar convencida de lo que estás vendiendo. Conocer el producto al 100% para que no te pillen desprevenida. Si te hacen una pregunta y no sabes responder transmites inseguridad... y ya has perdido la venta.

Si los clientes preguntaran de qué compañía de teléfono somos los empleados o con quién tenemos contratados el ADSL se llevarían sorpresas...

eliú 11 de agosto de 2009, 7:01  

y para qué habrá querido un ADSL la señora? osea, cómo pensaba que le iba a funcionar?


sí que tienes paciencia, yo hubiera roto en carcajada por inercia...