lunes, 13 de julio de 2009

Me pregunto si eres la casualidad que estaba esperando. Me pregunto si serás esa persona que conseguirá adivinar las palabras que escribo en su piel con la yema de mis dedos (sshhh es un secreto). De repente te me antojas como un largo pasillo con cientos de puertas. Y yo estoy dispuesta a abrirlas una por una. Y me imagino miles de cosas extrañas antes de abrirlas. Pero lo cierto es que a día de hoy no eres más que una coordenada de mi presente que debo localizarla con total certeza y seguridad. Pero sigo sin verla.
Nunca me rendí. No lo hagas tú. No te sientes a esperar. Ayúdame a aprender que el equilibrio es imposible. Y después regálame una estrella mientras das un portazo tras de ti. Pero recuerda, en esta ocasión el portazo no es por irte, sino por quedarte.

Estoy mudando la piel. Creo que es un buen momento para comenzar de cero.

12 comentarios:

Pedro R. 13 de julio de 2009, 17:06  

La casualidades no existen. Por eso mi obligación es confirmarte que el equilibrio es imposible. Que las estrellas fugaces son las más hermosas, y que aunque dejemos de verlas están ahí. Que las que seguimos viendo han dejado de brillar hace miles de millones de años. Y que tras de muchas puertas no hay aparentemente nada o está todo.

Sí, silencio. Es un secreto.

Espérame en Siberia 13 de julio de 2009, 18:48  

Después de una vida llena de despedidas y de estar huyendo todo el tiempo de todos, incluso de mí misma, creo que yo también necesito que esta vez él se quede conmigo. Que me espere.

Mudar de piel es fenomenal. Y nunca nadie ha muerto por empezar de cero.
Muchas buenas vibras =D

ele* 13 de julio de 2009, 21:12  

eso de empezar de cero, creo que tendría que empezar a hacerlo. Y debería dejar que él se quedara más a menudo, o al menos dejarle entrar, poco a poco.

;)

marta 14 de julio de 2009, 3:27  

Comenzar de cero es una buena opción, muy buena.
Un beso MUYGRANDE :)

inmensosvacios 17 de julio de 2009, 19:29  

Empiezo a estar cansada de empezar de cero una vez tras otra... pero es lo mejor en muchas ocasiones.

genial, como siempre.

Mer 18 de julio de 2009, 15:18  

Siempre es un buen momento para empezar de cero,solo hay que proponerselo.

Mer

anticasitodo 19 de julio de 2009, 23:56  

vaya secretos más bonitos escribes tú, tururú..

coloresdepapel 21 de julio de 2009, 13:04  

Abre las puertas con los ojos cerrados, con una venda que te cubra los ojos, las cejas y las pestañas, que arañen la tela y se haga jirones en el momento exacto en que encuentres la palabra que buscas.

Suerte exploradora.

Dara Scully 24 de julio de 2009, 17:52  

Sabes, estoy leyendo un libro donde a la protagonista la llaman Septiembre.


:)

rOo RAMONE 29 de julio de 2009, 0:47  

cero...
y puntos suspensivos.
Punto y aparte
Sonríe.

Dara Scully 29 de julio de 2009, 21:15  

Que pruebe a hacer equilibrismos con la piel vieja, que eso de que el equilibrio no existe es mentira. Solo hay que saber cómo poner los pies para no caerse de la cuerda.


miau
de tarta
de moras

eliú 30 de julio de 2009, 6:22  

es un buenísimo día para comenzar de cero. me dieron ganas.