Porque yo también quiero ser tu mañana de domingo

miércoles, 24 de junio de 2009

Sin embargo, cuando me sentaba a su lado y le rozaba los dedos, una calidez natural me colmaba el corazón. A ella podía decirle con relativa facilidad cosas que no podía decirle a nadie más. Me gustaba besarle los párpados y los labios. También me gustaba levantarle el pelo y besarle sus pequeñas orejas. Cuando lo hacía, ella soltaba una risita sofocada. Incluso hoy, al recordarla, imagino una plácida mañana de domingo. Un domingo tranquilo, despejado, recién estrenado. Un domingo sin deberes, libre para satisfacer cualquier capricho. A menudo, ella me hacía sentir como aquellas mañanas de domingo.



Al sur de la frontera, al oeste del sol (Haruki Murakami)

15 comentarios:

Regina 24 de junio de 2009, 14:23  

"A menudo, ella me hacía sentir como aquellas mañanas de domingo."

Me gusta como escribe Hakuri Murakami.

Me leyeron no hace mucho un trocito de Tokio Blues y me encantó.


Un saludo

Clementine 24 de junio de 2009, 15:07  

Que preciosidad. Tengo que leerle. Esa sensacion de un domingo interminable, tranquilo, en buena compañía.. de las mejores del mundo.

:)

rOo RAMONE 24 de junio de 2009, 15:17  

Un dios.
:)
Gracias,
y excelente día para ti princesa. ;)

Pauu 24 de junio de 2009, 16:27  

Es precioso *.*

Un besazo ^^
Te sigo:)

Franelì 24 de junio de 2009, 16:38  

una risita sofocada.. y un sol tímido en cada rincón de su ser.

Diario de nuestros pensamientos 24 de junio de 2009, 21:11  

Precioso, me esncantaban las tardes de domingo con él. Ahora son tan pesadas y monotonas....

Besitos

Mi vida sin mi 24 de junio de 2009, 23:41  

...ésos domingos infinitos...

Elianne 25 de junio de 2009, 0:19  

de qué libro u obra es¿¿ No conozco a esa/e escritor..

Violetcarsons.

Lucía... 25 de junio de 2009, 0:44  

Cai aca... sin saber bien por que y me atrapaste! tanto lo que citas como lo que escribes, es maravilloso!
Este post me recuerda cuanto amo las mañanas de domingo... y que genial poder ser la mañana de domingo de alguien...

Un beso con gotitas de agua! y te invito a beber de mi vaso!

Pedro R. 25 de junio de 2009, 10:00  

Debemos tener sólo nostalgia de lo que no nos ha sucedido, o de lo soñado. Sentir nostalgia del futuro: noches en vela pensandolo. Olvidemos el pasado. Como el propio Murakami dice: "en mi cuerpo existe una especie de limbo de la memoria donde todos los recuerdos cruciales van acumulándose y convirtiéndose en lodo". El futuro...

coloresdepapel 25 de junio de 2009, 10:31  

Adelante, pasa, la puerta está abierta.

Por cierto, me encanta que me besen en los párpados y en la comisura de los labios.

Suerte.

inmensosvacios 25 de junio de 2009, 12:52  

Los domingos eran perfectos con aquella compañía... ahora son vacíos y eternos.

Precioso.
muack!

Fractured hand. 25 de junio de 2009, 13:44  

No hay nada mejor que alguien que te haga sentir libre.

juan 25 de junio de 2009, 13:59  

Creo que todos tenemos una persona que nos hace sentir como en una mañana de domingo. Una buena, porque hay algunas que... Besazos.

anticasitodo 25 de junio de 2009, 19:34  

a mí me encantan tus sonrisas mates
así que no es ningún pero