jueves, 25 de junio de 2009

Debo ser tonta porque aún te espero sentada en aquella esquina por la que me dijiste que aparecerías un día para quedarte conmigo. Y las margaritas empiezan a marchitarse. Y ya no puedo deshojarlas. Pero la libreta de pensamientos sin conexión cada día está más llena.

¿Crees que podrás amarme con mis millones de contradicciones?

10 comentarios:

Florecita 26 de junio de 2009, 1:41  

No eres tonta, yo creo que estás enamorada... y aunque se cayera el último pétalo y la libretita se te gastara seguirías siendo eso, una enamorada =)
yo no soy él... pero estoy segura de que sí podría amarte, quién no tiene defectos?

gracias por pasarte =)
Besitos de fresa
y muchos besitos de fresa

Lucía... 26 de junio de 2009, 3:57  

Coincido con "Florecita" estas enamorada... y el... como no podria amarte?
Un beso!

Yo, la que olvidaste.- 26 de junio de 2009, 4:59  

U.u
La espera mata =(
y angustia y más aún cuando aveces solemos estar conscientes que esa persona nunca llegará =(

Hermoso escrito.-
Cuidate!!
Suerte!!

**Sweetblood** 26 de junio de 2009, 8:28  

No se necesita esperar si se esta completamente seguro de que vendra...

saludos
y buen finde

Pedro R. 26 de junio de 2009, 9:37  

¿No eras tú quien decía que qué sabrán las margaritas del amor...? A veces la libreta de los pensamientos te oculta los ojos, o te impide ver que estuve delante de tí esperando, en la otra esquina, con un libro entre las manos y un ramo de flores menos indecisas que las margaritas.

It ain't no use to sit and wonder why, babe/It don't matter, anyhow/An' it ain't no use to sit and wonder why, babe/If you don't know by now/When your rooster crows at the break of dawn/Look out your window and I'll be gone/
You're the reason I'm trav'lin' on (...)/

It ain't no use in turnin' on your light, babe/That light I never knowed/An' it ain't no use in turnin' on your light, babe/I'm on the dark side of the road/Still I wish there was somethin' you would do or say/To try and make me change my mind and stay/We never did too much talkin' anyway(...)

No hay contradiccions. No lo pienses más, así está bien.

Me llaman octubre... 26 de junio de 2009, 10:57  

Florecita -> Gracias por comentar preciosa. No estoy enamorada. Por suerte (o por desgracia) no espero a nadie en ninguna esquina. Pero seguro que hay millones de personas que sienten esto... yo me he limitado a darle forma con las palabras.

Lucía -> Te digo lo mismo que a Florecita :) mua!!

Yo, la que olvidaste -> muy cierto... la espera desespera y a veces mata.

**Sweetblood** -> hay veces que existe incertidumbre y realmente no sabemos si vendrá... de todas formas, yo aconsejo no esperar. Y si luego resulta que aparece pues genial.

Pedro R. -> Sí, y sigo pensando que las margaritas no saben nada del amor. Te digo lo mismo que a Florecita: por suerte (o por desgracia) no espero a nadie en ninguna esquina. Hace mucho tiempo que no me enamoro (y reconozco que echo de menos ese sentimiento). De todas formas, cuando esperé, no te vi en la otra esquina... tal vez deba ir al oculista. O tal vez, para la próxima ocasión, deberías acercarte a mí... ya deberías saber que no soy inalcanzable ni muerdo a nadie :p

Pedro R. 26 de junio de 2009, 11:57  

Venceré mi natural timidez y te daré ese libro, esas flores, un beso... nadie es inalcanzable, es un reto alcanzar. Y la enagenación del amor es hermosa... mientras dura.

Un beso!

inmensosvacios 26 de junio de 2009, 12:49  

La espera desespera.

Muy bonito!
Un beso guapa!

Fractured hand. 26 de junio de 2009, 15:38  

Une esos pensamientos y lárgate de allí. Ya.

Dara Scully 26 de junio de 2009, 17:20  

¿Y por qué no? Las contradicciones son magia. Lo que igual, si no ha vuelto, es que tiene que enseñárselas a otro.



¡Miau!