viernes, 29 de mayo de 2009

Debería dejar de beber Coca-Cola por las mañanas. Debería dejar de tomar café por las tardes. Debería dejar de buscar planes en las nubes. Debería dejar de encontrarme entre las hojas de los libros (yo nunca soy la protagonista). Debería dejar de tener pesadillas despierta. Debería dejar de hacerme nudos en la garganta. Y en el estómago. Debería dejar de esperar (la espera que desespera). Debería dejar de sentirme sola cada vez que escucho esa canción. Debería dejar de esconderme entre las sábanas mientras invoco tormentas de verano. Tormentas cargadas de estruendo para no oír lo que me gritas al oído. Debería dejar de luchar contra el monstruo en el que me he convertido. A veces lo mejor es aliarte con tu peor enemigo... y si tu enemigo eres tú misma, mejor que mejor.

Debería dejar de comenzar las cosas por el final. Así es mucho más difícil volver al principio. ¿Realmente se puede empezar de 0 cuando te has roto en mil pedazos?

10 comentarios:

Asereth Vamp 29 de mayo de 2009, 12:58  

El límite de la esperanza no existe, no existirá tampoco; así lo veo yo. Más bien y, de hecho, nosotros mismos somos los que creamos ese límite. Equivocados.

Me gusta mucho leerte, seguiré en ello pues (:






Muuuá.

sondear 29 de mayo de 2009, 13:43  

me alegra encontrar a alguien que comparta el 99% de mis gustos musicales...yo tambien me la apunto.

Mademoiselle Zombie. 29 de mayo de 2009, 14:07  

Te puedo acompañar?

Mi vida sin mi 29 de mayo de 2009, 16:13  

...sí, empezar de cero cuando ya no queda nada, ésa es la mejor manera de reiniciar...no queda nada de lo que había antes, sólo queda reinventarse otra vez, y otra y otra...

Marta Simonet 29 de mayo de 2009, 18:46  

y yo DEBERÍA haber pasado por aquí antes.

Mil besos de Mayo.

Bego. 29 de mayo de 2009, 20:36  

Mejor empezar de cero que quedarte en mil pedazos, o al menos intentarlo.
Me gusta mucho.

Un beso (:

Vampyrus Alice Virux 29 de mayo de 2009, 21:32  

Incluso rotas, podemos seguir adelante, aunque nos queden horribles cicatrices. Y si tú mismo eres el enemigo, alíate con él, para defenderte cuando intenten romperte de nuevo.

Un beso :)

**Sweetblood** 30 de mayo de 2009, 1:19  

Se puede.
He visitado tierras extrañas, y sus habitantes dicen que apesar de vivir roto en mil pedazos... las piezas después de algún tiempo se unen, y se vuelve a ser uno mismo.

saludos y gracias por pasar

cajaderecuerdos 30 de mayo de 2009, 13:37  

Se puede, pero es muy fácil decirlo.

Sobre las cosas que deberíamos y no deberíamos hacer... siempre habrá cientos de ellas, pero posiblemente si no cayeramos en esas pequeñas contradicciones no seríamos momentaneamente tan felices.

En cuanto a recomponerse... no es fácil, según lo veo, primero tenemos que encontrarnos a nosotros mismos, saber qué queremos, tener más criterios de los que teníamos antes y desde ahí volver a ascender.

Como toda la teoria... muy fácil decirlo, pero llevarlo a cabo es otro tema. Sobretodo cuando lo sientes... tan y tan intenso.

Un abrazo cargado de energías = )

ele* 30 de mayo de 2009, 13:40  

yo tambien deberia dejar de hacer muchas de estas cosas. :)