Suicida sentimental

martes, 7 de mayo de 2013


Y si me caigo, me levanto.
Si me dan un motivo para estar triste, te daré 20 razones por las que puedo sonreír ; haz que se pregunten por qué sigues sonriendo.
Si me puede la pereza, saldré a bailar.
Si de repente no veo nada, me quito la venda.
Si hay un 90% de posibilidades de que algo salga mal, lo seguiré haciendo porque hay un 10% de posibilidades de que salga bien.
Si me dices adiós, te regalo un hasta luego.
Si el día está demasiado oscuro, me pinto las uñas de rojo.
Si me das medias tintas, te ofrezco una pantonera entera.
Si me equivoco una vez, prometo equivocarme mil veces más.
Si me dais una razón por la que desconfiar, encontraré diez para lanzarme a la piscina aunque esté vacía.
Seguiré volando alto aunque tenga un ala rota, que ya encontraré la mercromina y las vendas que hagan que se cure, y volaré más alto aún.

Seguiré siendo así: una suicida sentimental

3 comentarios:

Forgotten words 7 de mayo de 2013, 16:13  

Y ojalá nunca dejes de serlo porque aunque a veces duela merece mucho la pena serlo ;)

Nacho López Murria 11 de mayo de 2013, 14:27  

LA probabilidad del quizá y otra oportunidad...

Pedro R. 22 de mayo de 2013, 16:48  

Te quiero por tus palabras, y me hubiera gustado hacerlo por tí. Y te echo de menos. Hoy te recordé.