miércoles, 23 de enero de 2013



No sé si me entendéis cuando digo que aún no se han inventado las palabras que realmente la describen. Porque sí, ella es dueña de las palabras "magia", "confianza", "siempre". Ella es ella. Es de ese tipo de personas por las que pilotarías una avioneta desde Málaga hasta Sevilla (o a culquier lugar del mundo) sólo para hacerle reír o sentir su respiración una vez más.

¿Sabéis esas veces, cuando os preguntan "¿de quién te sientes orgullosa?", "¿cuál es tu mejor recuerdo?", y ese tipo de cosas? Pues bien, yo me siento orgullosa de ella. Porque es como es, un maremoto intensísimo. Y el día que la conocí pasará a ser uno de los mejores momentos de mi vida. Porque ella ha conseguido que le eche de menos cada minuto que pasa. Pero tiene el don de acortar las distancias, incluso las más largas. Porque es oír su voz y sentir que nada malo me puede pasar.

4 comentarios:

Ardid 23 de enero de 2013, 23:36  

Porque hay amistades que han demostrado que merecen todo eso... :)

Forgotten words 24 de enero de 2013, 17:00  

Hay personas que hacen que las palabras se nos queden realmente pequeñas para describir tanta GRANDEZA ;)

Madrileña con alma de Salmoral 24 de enero de 2013, 20:06  

Qué bonita entrada! Yo también tengo una persona que acorta todas las distancias posibles. Un saludo

Manuel 6 de febrero de 2013, 13:34  

Precioso, cuando una amistad es amor, admiración, respeto... entonces y solo entonces es amistad