lunes, 26 de diciembre de 2011

He terminado de leer un libro. La segunda parte de un primer libro. De esos que dan miedo porque están contándote algo muy parecido a lo que tú has vivido. Y, como te decía, he leído  la segunda parte, el final, la hecatombe. Es como si me hubiesen concedido la oportunidad de ver a través de la mirilla lo que va a pasar, lo que vamos a vivir, lo que vamos a ser. Nuestra historia epistolar comenzó a finalizar hace mucho tiempo. Ya no hay emails en mi bandeja de entrada. Ya no me pregunto si piensas en mí de vez en cuando. Ya sólo nos quedan las canciones y un mes de marzo que está por llegar con su punto y final. Sin oportunidad de añadir otros dos por miedo a convertirlos en puntos suspensivos.

Quise ser tu séptima ola durante demasiado tiempo. Tú y yo somos de mar y sabemos que la ola siempre vuelve. Pero nunca es la misma. Una vez se estrella contra la orilla, la hemos perdido.

6 comentarios:

Forgotten words 26 de diciembre de 2011, 3:39  

Todo en esta vida tiene su principio y su final y las relaciones, ya sean amorosas, como de amistad o de cualquier tipo, no iban a ser menos, lo importante es saber que todo tiene su significado y que si algo en un momento os unió fue porque tenías que vivir lo que has vivido y si ahora ese mismo algo decide que todo se acabe será por algo...con esto no te quiero decir que te tienes que aferrar a lo que la vida te de sino que si tu tienes claro que nada volvera a ser lo mismo no tiene sentido mantenerlo...

ariamsita 26 de diciembre de 2011, 10:25  

Las olas se reinventan al igual que nos reinventamos las personas. No dejes que el miedo a que pase lo que crees que va a pasar impida que los acontecimientos se sucedan de otro modo...

Un abrazo!

Ardid 26 de diciembre de 2011, 19:33  

Conozco la sensación de esperar algo que nunca llega, pero todos conocemos el final, sólo debemos aceptarlo.

alvarodrv 26 de diciembre de 2011, 21:06  

Da la sensación de ser un libro que todos hemos leído en algún momento.

Miss Frenesí 28 de diciembre de 2011, 21:50  

Precioso :)
Siempre quise leer un libro y darme cuenta que está narrando mi historia, descubrir que mi vida es digna de ser capturada en papel.
Un beso enorme bonita, y Feliz Navidad!

Sweet_Nightmare 29 de diciembre de 2011, 13:17  

Siempre he creído que, si de verdad lo deseamos, podemos cambiar el final preestablecido, sólo tienes que darte un poco de prosa, ponerle ganas y coger esa ola (: