martes, 24 de mayo de 2011

No me cansaba de descubrirte cada día. No importaba que no llamases, que no escribieses, que no me dijeses nada. Yo sentía que estabas siempre al otro lado del espejo. Yo me conformaba con seguir sorprendiéndote, consiguiendo convertir cualquier día de tu semana en un viernes o un sábado. Estaba dispuesta a esperarte a las 7 en cualquier planeta. Y seguir soñando juntas. Pero de verdad. Colándome en tus sueños y tú invadiendo los míos. He llegado a pensar que te comiste mi corazón porque hacía tiempo que no lo escuchaba latir. Pero hoy ha vuelto a retumbar. Lo dejaste en su sitio, con algunas cicatrices, pero en su sitio.
Pensé que con quererte mucho bastaba. Pero no, no era suficiente. Y yo ya he escogido las canciones de tevoyaechardemenos. Porque sí, te echaré de menos. Gracias por haber ocupado una parte importante del corcho de mi habitación durante tanto tiempo.

8 comentarios:

Nerea 24 de mayo de 2011, 14:23  

Muchísimas veces con querer no basta y supongo, que eso es lo más triste de todo. Un besazo.

Lucía 24 de mayo de 2011, 15:46  

que bonito texto...me ha encantado de verdad.. un saludo http://lomuevesexxy.blogspot.com/

Chica del espejo 24 de mayo de 2011, 19:48  

Joder.

Precioso y real... muy real.

la chica de los lacasitos 24 de mayo de 2011, 21:24  

Lo bonito son las despedidas que acaban en un gracias

(quién no tiene valor para marcharse...)

:*

Ardid 24 de mayo de 2011, 22:38  

Li importante es que salgas del bache. Beijinhos.

Juyou 24 de mayo de 2011, 23:46  

he tenido ese sentimiento demasiadas veces, por desgracia, y deja muchas mas heridas que el amor, creo que esas heridas nunca llegan a cicatrizar...
"Estaba dispuesta a esperarte a las 7 en cualquier planeta" me guardo esa frase.
animo!
:)

Me llaman octubre... 26 de mayo de 2011, 22:59  

las heridas del amor terminan por curarse. las de las amigas o los amigos, en mi caso, permanecen. tal vez sea porque no creo en el amor y sí en la amistad. pero a veces es necesario poner punto y final a las historias. aunque duela más que si te clavasen un cuchillo en la mitad del pecho.

y sí, es muy bonito despedirse de alguien con un gracias. yo tengo mucho que agradecer en este caso y me llevo infinidad de buenos momentos y grandes recuerdos. y con eso me voy a quedar.

Giraluna 13 de junio de 2011, 18:24  

Turnedo es también mi canción de Tevoyaechardemenos.
Me gusta mucho leerte!