viernes, 17 de diciembre de 2010



La edad no es más que un número. Y si hablamos de contar estrellas del cielo de diciembre, estamos tratando con palabras mayores. ¿Recuerdas la barrera que levantaste para separar tu nadadeestoesposible de mi déjamequemecomatusclavículas? Ya sé traspasarla. Ya no me tiemblan las piernas con las alturas.


autorretrato

4 comentarios:

Srta.While 17 de diciembre de 2010, 14:30  

Me encanta como escribes. ¿Te lo he dicho alguna vez?
(contarestrellas
esunhobbiepeligroso
peroencantador)

Un crêpe
relleno de
gominolas.

p.D: Una imagen preciosa :)

Hiroshima 17 de diciembre de 2010, 16:28  

Me encanto... es fascinante..XD

Minuet 17 de diciembre de 2010, 23:01  

¿Como sabias Octubre que mi viaje cambiaría a la vuelta?, cuan sabias tus palabras, y cuanto te adelantaste.. como una visionaria de la verdad, antes ni siquiera de que hubiese emprendido mi viaje, para alejarme del mal que me rodea en estos momentos, de tan duras fechas como son las Navidades para mi, antes, cuando tu ya habías escrito el comentario en mi blog..TODO había cambiado sin explicaciones, como quien ata a un perro que molesta a la farola mientras se va de viaje..así, mi NADA volvió a convertirse en NADA.. pero recordaré siempre lo que valió la pena, y volvería a elegirlo mil veces si mil veces pudiera... ahora yo, soy asi, por él.

Querida Octubre que acertada estuviste....Bsos

LdeLove 17 de diciembre de 2010, 23:21  

Contar estrellas enamora.