sábado, 8 de mayo de 2010

Con las canciones aprendí a contar el tiempo en latidos y a dormir tan junta a otra persona que amanecíamos siameses.
Las películas me enseñaron a contar mi vida uniendo casualidades. Y a sentir que nunca antes había tenido el corazón tan rojo.
Mis amigas me susurraban que me llenase los bolsillos de cosas bonitas para seguir siendo esa coleccionista de momentos.
Quería que la primavera me encontrase bailando. Luego pensé que sería una buena opción que me encontrase follando. Porque sí, joder, te echo de menos. O más bien echo de menos al que eras. Cuando llenabas mi habitación del sonido de tu cascabel y me regalabas besos y abrazos. Y palabras anudadas a risas contagiosas. ¿Por qué ha vuelto tu Peter Pan? Yo sigo siendo Wendy, pero guardé mi camisón. Ahora llevo un vestido rojo dispuesta a llevar a cabo lo que las películas me enseñaron.
Una vez más siento que todos los trenes me llevan hacia ti. Y nunca estás esperándome en la estación.

Es una mierda que seas lo más bonito de mi colección particular de momentos.

8 comentarios:

Intento de escritora. 8 de mayo de 2010, 13:45  

:)

Hay que cojer otro tren, quizás haya otra persona en la estación.

Marta 8 de mayo de 2010, 14:54  

Es tan impactante tu historia... No he podido parar de leerla desde que empecé...
La verdad, a pesar de no conocerte, tienes muchas ganas, ganas por conseguir todo aquello que te propones, aunque te cueste... Espero que ahora todo, este más o menos bien... Piensa que hay gente que te aprecia, seguidores que te leen dia tras dia, persoonas que encuentran tu blog y se enganchan, gente que te quiere, y gente que jamás te dejará sola... Jo, me a encantado de verdad...
Te seguiré a partir de ahora, no hay duda :)
Un beso muy muy grande ^^
Marta V.
ZOOM1993

Eterna 8 de mayo de 2010, 19:52  

Es una mierda, sobre todo cuando se va.

marta 9 de mayo de 2010, 17:12  

Los vestidos rojos son tan seductores y tan...(L)
Un beso MUYGRANDE :)

Selenita 9 de mayo de 2010, 20:37  

Es una puta mierda. Pero como dicen por aquí quizá en la estación encuentres a otra persona...

Dara Scully 9 de mayo de 2010, 20:55  

Nunca me gustaron los vestidos rojos. Nunca.



sonrisa de parte
de mi elefante,
bonita

Juyou 9 de mayo de 2010, 21:04  

quiza la primavera no nos encontrara con la sonrisa maximizada... pero puede que el verano si lo haga... o bailando, o follando, o ambas a la vez
:)

Bellaluna 10 de mayo de 2010, 9:23  

Algunas personas estamos condenadas de por vida a buscar en lo más recóndito la belleza y la felicidad. No me detengo. Ahora que ya les vi la cara, se reconocerlas cuando nos miramos a los ojos. No lo dudo: soy descarada con ellas...