miércoles, 28 de abril de 2010

Caminaba por la calle con la mente en nada y en todo. Siempre llevaba monedas en la mano por si se encontraba con un músico callejero que le pidiera una a cambio de un viaje a la luna.

8 comentarios:

coloresdepapel 28 de abril de 2010, 13:56  

Cuando yo camino por la calle, vaya solo o acompañado, lo único que puedo hacer es cantar y cantar la misma torpe canción que se ha quedado enredada en mi cabeza.

A veces, me gustaría poder escuchar la calle.

Holaquétal.

Daniela S. Rain 28 de abril de 2010, 15:09  

¿Y lo encontró? :)

Me llaman octubre... 28 de abril de 2010, 16:36  

coloresdepapel yo sólo puedo dormirme escuchando el ruido de la calle. a veces te sorprender con lo que puedes llegar a escuchar. holaquétal. yobienytú?

Daniela, aún no. Por eso no deja de caminar.

Eterna 28 de abril de 2010, 18:27  

Si llevaba esas monedas en el bolsillo es porque siempre supo indetificar lo que realmente importaba.

Juyou 28 de abril de 2010, 21:13  

parece que todo habla de musica hoy, quien no sueña con viajar a la luna en medio de la calle...
:)

eLena 29 de abril de 2010, 2:26  

La luna de mi ciudad estas mañana está hermosa, cómo para irse a dar un buen paseo. Todas las entradas anteriores tuvieron mucho de ti, mucho sentimiento. Un abrazo y por cierto; eres muy linda!

Dara Scully 29 de abril de 2010, 19:21  

Hasta que un día uno le prometió un paseo en bicicleta y se dio cuenta de que no le quedaba suelto. Le dio un billete de cinco euros y, media hora después, se dio cuenta de que se había enamorado como solo los tontos se enamoran.


(sonrisita)

SIMPHONY 30 de abril de 2010, 2:57  

Me gusta , un placer pasar por aqui ... TE ESPERO.