viernes, 25 de septiembre de 2009


Yo buscaba el cielo en tus ojos. ¿Qué encontraste en los míos? Pusiste todo tu peso en mis pestañas mientras yo sólo quería despertares con sábanas arrugadas.

11 comentarios:

Me llaman octubre... 25 de septiembre de 2009, 1:06  

Bienvenido Otoño.

Espérame en Siberia 25 de septiembre de 2009, 3:30  

¡Ya extrañaba tus textos! :D

eliú 25 de septiembre de 2009, 6:22  

hubiera querido lo mismo.

Pedro R. 25 de septiembre de 2009, 10:47  

El reflejo de los míos... y verte volar.

Qué alegría: desilusiones tan cortas y que se cierran con la llegada de las nostalgias otoñales. Nostalgia de sábanas lesas y caricias a resguardo: somos flores del otoño.

http://www.youtube.com/watch?v=4gSGgmQSoPo

Dara Scully 25 de septiembre de 2009, 13:27  

Y nos hicimos llorar sin conseguir nada a cambio.


miau
de
café
caliente

Bego 25 de septiembre de 2009, 14:19  

¡Vaya fotaza! Y el texto lo mismo, ya los echaba de menos :)

R. 25 de septiembre de 2009, 14:32  

y al final, las pestañas acabaron por vencerse.

celebro tu vuelta, entre palabras arrugadas.

besos

Djuna 25 de septiembre de 2009, 16:41  

sabanas arrugadas y dos cubos de azúcar para el café...

inmensosvacios 25 de septiembre de 2009, 21:16  

Volviste. Casi de la mano de octubre.

:)

Juyou 25 de septiembre de 2009, 23:30  

se te echaba de menos
precioso!
:)

galicia maravillas 26 de septiembre de 2009, 1:19  

a veces, querer poco, parece ser lo mejor... no sé, ni idea :)
(feliz fin de semana!!)
PD: muy bonitísima foto, y el texto!! :)