Posdata

martes, 26 de mayo de 2009

Y ya no veo tu cara al otro lado de la almohada. Ni siquiera me la imagino. Me muerdo las palabras para no explicar este huracán que me ha atropellado, de repente, en silencio. Me abandoné del todo, entre sueños de una carretera secundaria. Y eché sal a mis heridas cubriendo toda la piel de escamas que me dejaste. Ya no encuentras lunares. Ya no cuentas lunares. Tan sólo quedan restos de un naufragio que me dice que una vez fuiste mi estrella polar.
Me robaron la lluvia y el mes de abril. Me robaron el brillo de los ojos y la risa contagiosa. Y sólo me queda los rescoldos de mi memoria y las costuras de mi piel donde guardé cada una de tus palabras y cada uno de tus sollozos.
De repente los días se envuelven de un material nostálgico. ¿Se puede echar de menos algo que no conoces?. Ya no hay rastro de nosotros... Volveré a levantar un muro a mi alrededor y una reja con espinas entre mis sábanas. Y esperaré que el sol disipe esta niebla que no me deja ver más allá de mi nariz. De las lágrimas que esta noche no dejan de rodar.

Y la vida siguió. Como siguen las cosas que no tienen mucho sentido.

Posdata: te echaré de menos.

7 comentarios:

ignacio agustin 27 de mayo de 2009, 0:00  

hola octu

Nandiú.- 27 de mayo de 2009, 0:59  

Me gusta tu blog, tiene ese toque tan frío en los colores que encanta.
Loos posdatas, tan especiales ellos, a veces se dice mucho más en ellos que en las mismas cartas.
Oh, si te robaron la lluvia y el Abril... Deberías ir a buscarlos. :)

Lindo blog. Que estés bien.

Vampyrus Alice Virux 27 de mayo de 2009, 1:07  

Los posdatas siempre son lo más importante de las cartas, o eso piensa Alice...

Un saludo.

Espérame en Siberia 27 de mayo de 2009, 4:43  

El nombre de tu blog me recordó mucho a "Ojalá Octubre". Dicen que es un librazo :)

Flor. 27 de mayo de 2009, 14:42  

Pienso que lo que se echa de menos son los recuerdos, por eso aveces hay que tener cuidado con lo que se imagina, porque podrías echarlo de menos después...

Un bezaso, chica a la que llaman Octubre (:

Xaj 27 de mayo de 2009, 17:27  

Y ahí va, el muro vuelve a levantarse. Y el tiempo perro, nos chorea hace rato los ratitos de sol. No sabemos viajar solos, ni llorar en silencio. Cuanta humanidad que perdemos, todos los días, en las rodillas de la vida.

Saluditos.

cajaderecuerdos 30 de mayo de 2009, 13:47  

Pues claro que se echa de menos algo que no se ha tenido. Todo depende de la intensidad que pongamos al imaginar cómo podría haber sido. Esos clásicos "¿Y si...?"

Pero al final, lo que queda es lo que hay y aunque duela, por mi parte prefiero aceptarlo, y si eso, en secreto, permitirme volver al paraiso de los "y sis" de vez en cuando, para recordarme que una vez viví una historia que contar.

Porque saber que nos hemos sentido vivos, es mucho mejor que nada. Y aspirar para volver a sentirnos vivos, juraría que es un básico necesario para volver a ascender. = )

Un abrazo = )

P.S: ...y ya no hay más solución que esconderme (8).