25 años

martes, 23 de agosto de 2011

Hago un alto en el camino. Abro un paréntesis (mi vida está lleno de ellos) y os cuento que hoy cumplo 25 años. Y ya se sabe que las comparaciones nunca son buenas. Pero no puedo evitar echar la vista atrás y verme a mí el día que cumplía 24 años, 19 años, 18 años, 15 años, 8 años, 6 años...
De pequeña hacía cumpleaños multitudinarios. Venían todos mis amigos a mi jardín. Éramos siempre más de 20 invitados (sin contar con sus padres, que siempre se quedaban). Había sandwiches, tarta, piñata, etc.
Con la adolescencia, los cumpleaños cambiaron: los invitados eran muchos menos y el escenario era muy distinto. Sin embargo me lo pasaba bien. Ese día era la protagonista.
El año pasado fue un cumpleaños genial. Lo celebré tres días. Incluso hice un guiño a los cumpleaños de mi niñez llenando la casa de globos e invitando a mis amigos (a los íntimos, a los de verdad) a casa a comer sandwiches y tarta. Vinieron personas que no esperaba que viniesen. Y allí estuvieron. Esas cosas siempre se agradecen.
Este año todo es muy distinto. He podido experimentar que la amistad no es aquello que yo creía. No existe la palabra incondicional. No existen los amigos incondicionales. Y 2011 se ha propuesto hacerme abrir los ojos a base de puñaladas. Este año no sé si habrá reunión. No sé si cenaremos todos juntos. No sé si me apetece. He pasado de creer y confiar ciegamente en mis amigos a sentir que no están ahí. Este año no hay nadie planeando algo para mí. Nadie va a montar un grupo en el que amigos y conocidos míos, a escondidas, hacen fotos dedicadas para mí. Tampoco habrá cajas verdes llenas de recuerdos que me hicieron llorar de la emoción en su momento y ahora me hacen llorar de dolor. Tampoco habrá abrazos que me partan en dos ni sonrisas que me provoquen agujetas en toda la cara. Ni tartas de oreo caseras. Tampoco me llegarán cartas escritas a mano y desde el corazón. No, no habrá nada de eso.
Este año no hay ningún plan para mí. Tal vez por eso hoy, precisamente hoy, me siento demasiado perdida.

Yo lo único que quiero es que vuelvan los globos, las tartas y los sandwiches. Porque, ¿sabes?, lo (te) echo de menos.

17 comentarios:

aiGi.boGa 23 de agosto de 2011, 2:12  

Muuuuuack!!!

Belén 23 de agosto de 2011, 8:26  

¿te sirve un besicos?

;)

Sonia 23 de agosto de 2011, 9:31  

A mi me encanta celebrar los cumpleaños con la familia y amigos más cercanos. Siento que esté día tan especial estés así :( ojala alguien te de una sorpresa.
Felicidades y un besito,

Sonia
www.superjueves.com

Marlon 23 de agosto de 2011, 10:29  

felicidades

y besos

Laura Drop R. 23 de agosto de 2011, 11:59  

Que triste es ver como la gente cambia de repente y te dejan de lado, a veces te hacen creer que todo lo que vivísteis fue una mentira.
Pero aún así, debes animarte y disfrutar de tus 25 años. ¡Muchísimas felicidades!

A's consumed candle. 23 de agosto de 2011, 12:44  

El tiempo nos quita muchas cosas, al igual que nos las regala, y puede que este año tu balanza esté algo desequilibrada... Pero son solo rachas.

Forgotten words 23 de agosto de 2011, 13:13  

Creo que lo esencial de los cumpleaños no es cumplir año, sino lo que tu has dicho pasar ese rato con los amigos que te hacen que te entre dolor de estomago de la risa, los que hacen que alguna que otra lagrima aparezca en tu mejilla, eso sí de felicidad...
Tiene que ser dificil eso, pero creo que tienes que quedarte con esas personas que si se han acordado de tu día :)

Me llaman octubre... 23 de agosto de 2011, 14:55  

al final no está resultando tan fatídico como esperaba ;) lo bueno de las sorpresas es que no te las esperas y consiguen alegrar hasta la hora más negra!

poetadebotella 23 de agosto de 2011, 20:46  

espero que ahora mismo estes entre mil globos de colores y comiendo tarta de chocolate!:)
ah! felicidades!:)
muah

Thatianha 23 de agosto de 2011, 23:03  

Felicidades. Y te dejo un regalo en forma de canción.

http://www.youtube.com/watch?v=iOQeH38a2Mo&ob=av2e

(Tenemos una amiga en común...Boza)

Ardid 24 de agosto de 2011, 0:03  

Como mínimo, ¡Parabéns! Espero que haya ido mejor de lo que esperabas o, que por lo menos, tus 26 contengan lo que tú deseas. Beijinhos.

Me llaman octubre... 24 de agosto de 2011, 1:16  

no hubo globos, pero sí tarta y velas. y risas, y compañía, y unos regalos preciosos. al final ha sido un buen día :)

un par de lacasittos 24 de agosto de 2011, 3:23  

Quizás este año no tienes eso, porque así el año que viene disfrutarás aún más de lo que vas a tener.

Un beso y muuuuchas felicidades! :D

Sandy M. Quintero 24 de agosto de 2011, 9:24  

Me has dado en el alma! "y 2011 se ha propuesto a abrirme los ojos a base de puñaladas". creeme, estoy en las mismas. Aun así espero que así haya sido solita te lo hayas pasado bien.
Por cierto, me encanta como escribes, tengo tiempo siguiendote de anonima jijiji pero ya no mas. Hoy te sigo publicamente.
Besitos y muchas felicidades!

eLena 25 de agosto de 2011, 2:38  

Felices 25, si el inicio no fue lo mejor, puede que lo que resta de ellos sea maravilloso. Tenemos la misma edad =) ( y no sé porque razón eso me emociona)

Que bien lo de la tarta. Que mejor lo de la compañia.

Un beso y un abrazo sincero.

E.

Pablo-POI 27 de agosto de 2011, 5:21  

¡Muchas Felicidades!!!, aunque sea unos dias tarde...!!!, si de algo te sirve de consuelo, los 25... si me dolierón demasiado..., los siguientes ya no!!!

KQV 31 de diciembre de 2011, 20:52  

¿Sabes quién jamás te dejará?

TÚ MISMA.

Jamás te rindas frente al espejo

K :))